Usuarios en B. Social

Usuarios acogidos al Bono Social según datos de la Comisión Nacional del Mercado y Competencia

Usuarios Nov.2018.png

Usuarios NOv.2018.2.png

Fuente CNMC

monedas €.2.png

Como puede verse en los recuadros anteriores, el cambio en el sistema de bonificación deja fuera del mismo a partir de octubre 2018, a los beneficiarios con contrato inferior a 3 kW.

Desde un punto de vista económico, es lógico que se eliminen este tipo de suministros ya que el no tener un contrato de potencia igual o inferior a 3 kW, no implica el no poder pagar la factura de electricidad, es más, en muchos casos ni siquiera es real, ya que muchos tendrán un contrato de 2.2 kW pero en la realidad o no tienen limitador o ICP, o tienen instalado uno de mayor potencia sin dar de alta.

También baja considerablemente el número de pensionistas, aunque en menor medida. En este caso es por diversos motivos entre los que destacan la obligatoriedad de la renovación, lo complejo de la misma, y sobre todo los cambios en la normativa para tener ese derecho.

Como contrapartida, aumentan en otros nuevos apartados, como en la “unidad familiar sin menores”, con unos ingresos mínimos (poco más de 800 €) y donde entran los que lo percibían como pensionistas y ahora lo hacen por no llegar a los ingresos mínimos.

Sigue creciendo el número de usuarios que con la nueva ley se acogen al bono social, y crece también el número de usuarios considerados como vulnerables severos y que perciben una bonificación del 40% en lugar del 25%.

Este cerca de millón de usuarios (familias) cifra que seguramente se superen en el 2019, muestra lo difícil que es para mucha gente el poder pagar un bien considerado de primera necesidad en la ley del sector eléctrico, y donde se siguen pagando unos costes que no corresponden, incluido un IVA del 21%.

 

Anuncios