Mercado eléctrico

Tendido eléctrico

Mercado eléctrico en baja tensión.

La apuesta de los distintos gobiernos por la diversificación de sistemas de producción de energía eléctrica, crea un mix donde entran sistemas que van desde la producción nuclear hasta la solar, pasando por el petróleo, carbón, gas, ciclo combinado, hidroeléctrica, eólica, etc.

La dependencia de importar productos como el carbón, petróleo y gas, hace que se encarezca, mientras que la producción con energía nuclear, combinada con las renovables como la hidroeléctrica, eólica o solar, hace que se abarate.

El coste de la energía eléctrica, € kWh que vamos a pagar por el consumo en los puntos de suministro como viviendas, locales comerciales, etc., se determina en una subasta horaria diaria en base a la casación de la producción con la demanda. Esto es, en función de la demanda de energía se suministra en primer lugar la producción más barata y según se incrementa la demanda van entrando en suministro las siguientes por orden ascendente de precio. Cuando la demanda está cubierta, la última producción en entrar, que sería la más cara de ese periodo, marcará el precio para el total de ese periodo.

Suministros en baja tensión (Total Nacional).

usuarios x tarifa Nov.2018

Fuente: CNMC

Situación actual del mercado eléctrico en España.

Producción de energía

Ante esta situación de mercado, cuanta mayor producción de energía nuclear y renovables, mayor capacidad de cobertura de la demanda con estos sistemas y por tanto mayor posibilidad de precios más baratos. Por esa circunstancia, con un mayor clima de lluvias y viento, menor precio de la energía.

screenshot.6.png

Por tanto en época invernal y por razones climatológicas evidentes, es donde existe mayor posibilidad de que los precios de la electricidad sean más baratos, aunque también se pueden encarecer por la demanda más elevada debido al uso de la calefacción y el agua caliente sanitaria. Aún así y por lo general la tendencia habitual es que los precios de noviembre a mayo sean inferiores a los de junio a octubre.

screenshot.7.png

Al igual que por los sistemas de producción, también se encarece por la concentración de demanda en horas puntuales, tanto de la industria como del sector doméstico. Generalmente suelen ser las horas de máxima demanda los días laborables entre semana, y coincidiendo con desayuno, comida y cena; pasando a ser los días más económicos los fines de semana y festivos.

De esta subasta salen los precios de la energía para los distintos mercados y tarifas eléctricas, complementados posteriormente por costes adicionales (ajuste sistema y otros costes) y regulados por el Ministerio de Industria (M.I. en adelante), para añadirle a mayores las tarifas de acceso también reguladas por el mismo ministerio, y que comprenden el resto de costes del sistema para entregarnos la electricidad en cada uno de los suministros.

Detalle de cálculo término energía

Como se puede ver en el recuadro anterior, los distintos conceptos para llegar al precio final de la energía (aunque aparece en €/MWh), parten del precio del “Mercado diario”, para sumarle los “Mercados ajustes sistema” así como “Otros costes”, lo que nos da el total del precio de la energía, al que se le suman los “Coeficientes pérdidas” que sumado a lo anterior compone el coste de la energía de pvpc, al que luego hay que añadir los costes del peaje de acceso según cada caso y tarifa, y que nos da el precio final a pagar en factura. Variable como puede apreciarse según día, horario y tarifa.

Ejemplo de precios para facturación en pvpc, según tipo de tarifa, hora y mes.

2.0A – 2017

horario-Mensual-anual-2017 2.0A

2.0DHA – 2017

Horari-Mensual-anual 2.0DHA

Como se puede ver en los recuadros anteriores, los precios varían en función de cada hora del día y cada mes, pero manteniendo el criterio de un horario más caro entre las 20 h y las 23 h, y del horario más barato entre las 01 h y las 07 h de cada día, indistintamente del mes, aunque este último punto puede hacer variar los precios en la medida de que sean meses más lluviosos y/o ventosos. Como puede apreciarse en las tablas, los precios pueden variar considerablemente en la misma tarifa, y más aún si se comparan la 2.0a y la 2.0DHA.

Esto nos indica que aún siendo una tarifa con los precios más o menos homogéneos durante las 24 horas del día, siempre se dispone de la opción de abaratar costes desplazando en lo posible el consumo a los horarios más económicos.

Llegados a este punto, y si se quiere aprovechar el precio horario para rebajar el coste de la factura, lo mejor sería el contratar la tarifa 2.0DHA, donde se podría conseguir una rebaja importante de los precios en horarios “Valle”, como se puede observar en los dos siguientes gráficos, aunque se encarezca un poco en periodo “Punta”.

Aún así, para que la tarifa 2.0A se iguale en costes finales con la 2.0DHA, en esta última tendría que realizarse un consumo en punta ( entre las 12 h y 22 h en invierno y 13 h y 23 h en verano) entre el 73% y el 75%; por lo que se conseguirá un ahorro en la inmensa mayoría de los suministros ya que el consumo medio en punta y valle esta mayoritariamente al 50%, solo con electrodomésticos y alumbrado, siendo mayor en Valle o periodo barato si se dispone de agua caliente sanitaria y/o calefacción. 

Costes fijos regulados.

 

BIE -Costes Sistemas

Los costes anteriores reflejados corresponden a la parte regulada definida como peajes de acceso, que sumados a los costes de la energía con los añadidos de producción, suman el término de energía del pvpc o precio voluntario al pequeño consumidor en el apartado del precio del consumo o €/kWh. Están regulados por el M.I.

Producción (energía + otros costes + pérdidas) + Peajes de Acceso (costes del sistema) = PVPC

El otro componente del pvpc y que corresponde al contrato de potencia o Tp, está compuesto por:

peaje de acceso.                                  – 38,043426 €/kW y año

margen de comercialización fijo –  3,113000 €/kW y año

Estos costes (producción energía más peajes de acceso) igualmente forman parte de los precios que ofrecen las compañías del mercado libre en sus ofertas al usuario, a excepción del margen de comercialización fijo del pvpc, que queda al criterio de cada compañía en sus ofertas y de aplicación de la forma que más le interese a las mismas. En el mercado libre los costes regulados correspondiente a los peajes de acceso, tienen que quedar reflejados en la factura por separado, para así conocer el usuario la parte correspondiente a la energía exclusivamente y poder comparar.

Transporte

Es una parte de los costes reflejados en los peajes de acceso, y que gestiona Red Eléctrica Española (REE), transportando la electricidad en alta tensión hasta los centros de distribución para pasarla a baja tensión.

Distribución

Igualmente que el transporte su coste se incluye en los peajes de acceso y corresponde a la entrega de la energía en el punto de suministro, además del mantenimiento de líneas, centros de transformación, equipos de medida, lectura de consumos, etc. Lo realiza la compañía distribuidora de la zona geográfica determinada.

La compañía distribuidora, que además de todo lo anterior también facturaba a “sus” suministros en régimen de monopolio, pierde ahora esta función que pasan a realizar las compañías comercializadoras y de esta forma liberalizar el sector para que cada usuario pueda contratar con la compañía que considere más adecuado conforme a sus intereses, ya sean económicos o de otro tipo como prestación de otros servicios, atención personalizada, medioambientales, etc.

Liberalización

Llegados a este punto y para proteger a los usuarios/as en situación de vulnerabilidad, dentro de esa liberalización, se crea un mercado regulado y controlado en sus márgenes comerciales por el  Ministerio de Industria para suministros con potencia de contratación igual o inferiores a 10 kW. Inicialmente se denominó Suministros de Último Recurso, nombre que actualmente se aplica a las personas usuarias del Bono Social o a contratos superiores a 10 kW que estando obligadas a pasar al mercado libre, siguen siendo comercializados en mercado regulado; quedan el resto encuadrados en una nueva denominación que responde a Precio Voluntario al Pequeño Consumidor o PVPC.

Las compañías comercializadoras de este mercado y autorizadas por el M.I., se denominan  comercializadoras de último recurso o comercializadoras de referencia.

Como resumen final queda claro que existen dos tipos de mercado, “regulado” (hasta de 10 kW de contratación) y “libre” (para cualquier potencia de contrato y obligatorio a partir de 10 kW). En el primero los márgenes comerciales los regula el M.I., mientras que en el segundo los decide la propia compañía comercializadora. En cualquiera de los casos disponemos de la opción de elección según nuestros intereses o preferencias, aunque en el mercado libre también la compañía comercializadora puede aceptarnos o no como clientes.

Comercializadoras de Referencia (para mercado regulado)

Enchufe

comercializadoras MR Oct.18

fuente: CNMC

La CNMC aconsejó en su día a las comercializadoras el cambiar los nombres para no confundir a los usuarios entre compañías del mismo grupo pero distinto mercado, solo realizó el cambio Gas Natural SUR por Comercializadora Regulada Gas & Power, el resto aunque hacen referencia en su mayoría a comercializadora de referencia o de último recurso, la mayoría de usuarios no sabe distinguir si son de regulado o libre.

Para contratar en mercado regulado se tiene que realizar con cualquiera de las compañías del listado anterior. No confundamos con otras de los mismos grupos pero que serían del mercado libre.

Ejemplo:

Gas Natural Servicios SDG, SA

CIDE HCEnergía, SA

Iberdrola clientes SAU

Endesa Energía SA Unipersonal

Viesgo Energía SL

EDP Energía, S.A.U.

Todas ellas del mercado libre y condiciones distintas al mercado regulado.

 

 

 

 

 

Anuncios